El intendente Cuenca reconoció que su último salario fue de $120.000 cuando debía ser de $60.000

El intendente Cuenca reconoció que su último salario fue de $120.000 cuando debía ser de $60.000
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El jefe comunal pidió una auditoria y descubrió que el error comenzó en 2016 y exige que restituyan, en total, casi 5 millones de pesos. 

El escándalo que tiene en el centro al municipio de Campo Santo por el pago de sueldos a empleados públicos con cifras exorbitantes que llegaron a ser insostenibles arroja datos cada vez más sorprendentes.  Según admitió el mismo intendente, Mario Cuenca, él cobró $120.000 con su último sueldo que en verdad debía ser de $60.000. 

Cuenca pidió así una auditoría y cree que el error comenzó en  2016. Campo Santo cuenta con 120 empleados públicos que hace un tiempo cobraban cifras muy elevadas y, tras la insistencia del intendente por no poder pagarlos, exigió una investigación donde descubrió que existía un error de cálculo en los ítems antigüedad y título.

En diálogo con Radio Salta, Cuenca dijo hoy que las irregularidades en el pago de sueldo datan de hace tres años y se descubrió tras una auditoria que ordenó tras “darse cuenta” que le faltaba plata en la Municipalidad para pagar los sueldos. El jefe comunaContenidol sostuvo que se trató de “un error” administrativo y dijo que una vez que termine la auditoría sobre las cuentas municipales se analizará cómo se recuperarán los $5 millones que se pagaron de más.

"La empleada que trabaja allí es una empleada excelente pero de todas maneras recién veremos cuando termine la auditoría si fue o no a propósito pero no lo creo", consideró. 

A todo esto, el jefe de Gabinete de la Provincia, Fernando Yarade, sostuvo esta mañana que tanto Cuenca como los trabajadores municipales “tienen que encontrar la forma de recuperar” la plata que se pagó de más.