Denuncian “arreglos políticos” en el Concejo Deliberante de Rosario de Lerma

Sara Gerez, en la asunción en lugar de la destituida Griselda Galleguillos.

Opositores y oficialistas se unieron para destituir a Griselda Galleguillos. 

Se venía venir el escándalo político. Oficialistas y opositores se unieron y echaron de la presidencia del Concejo Deliberante de Rosario de Lerma a la concejal Griselda Galleguillos. Fue en la sesión de este jueves, cuando otro edil oficialista mocionó a Sara Gerez como nueva presidenta del cuerpo deliberativo comunal. Fueron diez minutos y todo cambió. La excusa fue “abuso de autoridad” y “quita de confianza”. En medio del escándalo, la edil depuesta revoleó por los aires: “Esto es una pacto político y una traición”. Mientras, asumían Gerez como presidenta; Natalia Guerra, vice primera y Roxana Muñoz vice segunda.

Las tres mujeres, las dos primeras opositoras al intendente Ignacio Jarsun, y la tercera oficialista hasta los tuétanos. La moción de José Gutiérrez, el joven edil que consiguió una camioneta incautada al narcotráfico para ser reutilizada en la comuna, apuntó al accionar de Galleguillos: “El abuso de autoridad de esta concejal está de manifiesto”. Y ratificó: “Le quitamos la confianza y decidimos poner a alguien que dirija de una manera equilibrada y con respeto este concejo”.

Gerez, ahora presidenta del Concejo Deliberante, meses atrás dio su apoyo a Galleguillos para deponer en el cargo de presidente a Gutiérrez. “Me sorprendió mi nombramiento, el cambio se debió a estas desavenencias y situaciones que motivaron este cortocircuito. Sus pares mocionaron cambiar por un nuevo presidente”.

La edil, con dos mandatos encima, argumentó además “yo la apoye para que sea presidenta, pero nunca tuve ese rol de vicepresidenta. Ella no lo permitía. Demostramos que el autoritarismo no sirve, incluso los oficialistas no se sentían representados por Galleguillos”.

Gerez aclaró que este apoyo del oficialismo no le hará cambiar su posición con respecto a la gestión de Jarsun: “Desmiento que haya un acuerdo por debajo de la mesa. Seguiré con mi postura de pedir informes al Ejecutivo y denunciar lo que haya que denunciar. No hay pactos políticos”.

La ahora expresidenta, Griselda Galleguillos, dijo que su destitución fue a propósito porque se estaban ventilando situaciones de corrupción de algunos concejales: “Acá no hay fundamentos, solo un acuerdo político entre oficialistas y opositores para evitar la expulsión de un edil que responde al intendente Jarsun. Gutierrez (José) había sido destituido en la presidencia por malversación de fondos. Sumado a unos sobornos que se hicieron públicos, en los que ofrecía dinero a un comunicador a cambio de grabaciones en donde la edil Gerez reconoce que hace 4 años sabía quien había robado $40 mil del Concejo”.

 

Fuente: El Tribuno

Sin imágenes