Protesta en la UNSa: grupos a favor y en contra de la Iglesia se manifestaron en la capilla del campus

FOTO: PABLO YAPURA

Grupos que piden la separación de la Iglesia del Estado reclaman que el edificio sea destinado para otras actividades. 

Estudiantes de la Universidad Nacional de Salta solicitaron esta tarde la separación de la Iglesia del Estado y solicitaron que la capilla que se encuentra dentro del campus sea destinada a otra función. 
Con un pañuelazo naranja, que simboliza la separación de la Iglesia del Estado, los jóvenes se apostaron cerca del edificio para entregar folletería, pañuelos. Además señalaron que la intención de ellos no es la destrucción de la capilla si que sea destinada para otra actividad. 
Mientras, en el edificio, un grupo de personas llegó para defender el lugar ya que había corrido rumor de que los estudiantes iban a intentar demoler la capilla. 
Al respecto, Patricia Leiva Varela, representante local de la organización Defensores de los templos argentinos, dijo: “Ellos, la gente proaborto y la que piensan distinto a nosotros, dijeron que no querían acá la capilla y que la iban a demoler. Pusieron como fecha el día de hoy, a las 5 de la tarde. Por eso, estamos acá para abrazar la capilla, para evitar que sea tocada, escrita o violentada. La casa de Dios no se viola, la casa de Dios es intocable. Si dejamos los católicos que violen la casa de Dios ¿qué nos queda?”, declaró.
En la otra esquina, Marce Butiérrez, estudiante de la carrera de Antropología y referente de la secretaría de Género y Disidencia Sexual de la facultad de Humanidades, aclaró que: En ningún momento nos hemos planteado la posibilidad de derrumbar o demoler la capilla, eso es una falacia que los mismos sectores están haciendo circular por los medios, sabemos que siempre han hecho lo mismo con todas las discusiones que han tenido que ver con la ampliación de derechos en la Argentina”, denunció. 

Y añadió: “Nosotros estamos proponiendo que se revea el uso de este edificio considerando las falencias edilicias que tiene la Universidad, la necesidad de espacios para estudiantes y sin embargo tenemos acá este espacio que la mayor parte del tiempo está cerrado, al que asisten muy pocas personas, y que sin embargo goza de los privilegios de formar parte del campus, que se le brinde iluminación, incluso ayer estuvieron colocando cámaras de seguridad que no sabemos quién pagó, por qué el personal de obras y servicios vino a instalarlo, no sabemos quién mira las imágenes lo cual es totalmente violatorio de la intimidad de las personas y de la autonomía universitaria”.

Sin imágenes