Sin imágenes

Rige el protocolo para casos de violencia familiar y de género

Se aplicará en todos los distritos provinciales.

El Protocolo de Organización y Actuación fue aprobado por el Consejo Académico y elevado a la Corte de Justicia, mediante Acordada 12704. Tendrá aplicación en todos los distritos judiciales de la provincia.

El Protocolo para casos de violencia familiar y de género establece el procedimiento a seguir ante el conocimiento o denuncia de situaciones de violencia familiar o de género por parte de las Oficinas de Violencia Familiar y de Género y los juzgados de violencia familiar y de género del Poder Judicial de la Provincia de Salta y los juzgados multifuero con competencia en la materia.
Fija pautas para los juzgados de primera instancia en lo civil de personas y familia, los juzgados de garantías, el Tribunal de Juicio y el Tribunal de Impugnación, y los Servicios Médico, de Psicología y Servicio Social.

El Protocolo asegura el acceso a justicia a las víctimas de la violencia familiar y de género, tanto en el ámbito familiar como en otras de las modalidades previstas por la legislación nacional, dota al sistema de administración de justicia de mayor sinergia entre sus recursos disponibles, evita la dispersión de causas vinculadas a un mismo conflicto, garantiza la integralidad de su abordaje y reduce los riesgos de revictimización.
Todo, porque fija criterios uniformes y estándares básicos para la atención, direccionamiento y resolución de conflictos vinculados con la violencia familiar y de género, con un abordaje integral e interdisciplinario, acorde a los estándares internacionales de derechos humanos vigentes en la materia. 

Las Oficinas de Violencia Familiar y de Género serán las responsables de asegurar el estricto cumplimiento del protocolo. Esta función se suma a las de supervisión y coordinación de las tareas diarias de la oficina; de seguimiento de los casos; de remisión trimestral de la información estadística y los informes sobre actividades y seguimiento de casos y la de articular con los organismos estatales a los que se efectúen las derivaciones o de quienes se requiera intervención; de facilitar el traslado de quienes concurren a denunciar violencia familiar o de género, cada vez que por su situación económica corresponda; entre otras responsabilidades.
El Protocolo de Organización y Actuación para casos de violencia familiar y de género es otra herramienta de las generadas por la Corte de Justicia, con el objetivo de facilitar la tutela jurisdiccional a las víctimas de la violencia familiar y de género. 

Entre ellas se destacan la creación como plan piloto de la Oficina de Violencia Familiar, la de la Oficina de la Mujer, la promoción como iniciativa legislativa de las Oficinas de Violencia Familiar y de Género en todos los Distritos Judiciales de la Provincia, su reglamentación tras la sanción de la Ley 7954,  entre otros.