Setiembre arranca con una nueva suba de combustible

Las petroleras ya resolvieron aplicar un aumento mínimo del 6% este fin de semana en busca del

Tras la megadevaluación y la entrada en vigencia de otro impuestazo, las empresas decidieron aplicar otro ajuste. Enterate de cuándo sería el incremento.

A la espera de los anuncios del Gobierno nacional de la próxima semana, las petroleras ya resolvieron aplicar un aumento mínimo del 6% este fin de semana en busca del "precio de equilibrio".

Según fuentes del sector, el nuevo ajuste de precios en los surtidores se aplicará entre el sábado y el domingo y tendrá un piso de entre 6% y 7%, según el tipo y variante del combustible.

La suba de los impuestos al despacho de naftas que entra en vigencia el primero de septiembre tiene un impacto de 1,5% en la nueva suba. A ese porcentaje, se le agregará un 5% o 6% adicional. "Prudentemente podríamos hablar de un 6% a 7%", dijo un experto del mercado a este medio.

Al inicio de la semana, ámbito.com informó que el atraso de precios se ubicaba en 7% para la nafta Premium; 22% para la Súper; 27% para el gasoil económico, y 9% para el más caro. Sin embargo, con el barril de Brent por arriba de u$s 77 y con el tipo de cambio rozando los $ 40, esas cifras hasta se duplicaron.

El último "retoque" de agosto en las planillas llevaron la Premium a $ 35,15; la Súper a $ 29,60; el Gasoil 2 a $ 25,94 y el Grado 3 a $ 31,19. Desde ese momento hasta el jueves 30, el dólar se encareció 42%.

La especulación de las petroleras es que el lunes o martes próximo el Poder Ejecutivo anuncie una batería de medidas que llevan paz a los inversores locales y extranjeros. En ese paquete, no descartan que se incluya un congelamiento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y del Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC).

Con la entrada en vigencia de la reforma tributaria aprobada por el Congreso a fines de 2017, el Gobierno actualiza automáticamente el ICL y IDC por la inflación trimestral del INDEC. Esa fórmula establece que desde este sábado los tributos a la venta de combustibles subirán 8,74%. El ICL pasará a $ 4,810 por litro de gasoil y a $ 7,799 por el de nafta. En tanto, el IDC se elevará a $ 0,548 en el caso del gasoil y a $ 0,478 por el litro de nafta. Esta medida arrastra un ajuste de 1,5% en los surtidores.

Como es habitual, YPF picará en punta con el alza de nuevos precios. La estrategia es "dispersar" el incremento a lo largo de los días y según las provincias. En el Interior, la nafta más cara ya se paga más de $ 40 por litro. Ámbito Financiero informó que el próximo aumento total previsto por las petroleras rondaría el 10%. Pero las fuentes consultas estiman que un "sacudón" de ese tamaño podría espantar los clientes. Una opción sería aplicar un 6% o 7% este fin de semana y esperar los anuncios del Gobierno. Si las medidas no conforman, se vendría el 3% o 4% que resta para completar lo deseado.

Sin imágenes