Especial menu

Menu Especial
PORTADA_WEB.jpg

INICIO

Argentina, 1985 fue preseleccionada para representar al país en los premios Oscar

Argentina, 1985 fue preseleccionada para representar al país en los premios Oscar

La película de Santiago Mitre fue votada por los integrantes de la Academia de cine local y buscará quedar entre los nominados para la gran gala del cine mundial.

"Argentina, 1985" fue preseleccionada esta noche para competir por un lugar entre las mejores películas internacionales en los Oscar 2022.

Fue la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas del país la que eligió el filme dirigido por Santiago Mitre para buscar un lugar entre los nominados para la gran gala del cine internacional que tendrá lugar en febrero próximo.

Con la actuación destacada de Ricardo Darín y Peter Lanzani, Argentina, 1985 será estrenada en las salas de cines de nuestro país este jueves 29.

“Está inspirada en la historia real del equipo de fiscales liderado por Julio Strassera y Luis Moreno Ocampo que, acompañados por un grupo de jóvenes en su batalla de David vs Goliat en contra del poder, se atrevieron contra todo pronóstico y bajo una amenaza constante, a enjuiciar a los jefes de la dictadura militar más sangrienta de Argentina, brindándole justicia a sus víctimas y paz a sus sobrevivientes”, describe la sipnosis del filme.

La votación estuvo a cargo de los 250 miembros del comité de selección de la Academia local, entre 61 películas postuladas.

"Argentina, 1985" fue ovacionada en el festival de Venecia y también tuvo un exitoso paso por el Festival de Cine de San Sebastián, en España. Además, tiene agendadas proyecciones en Zurich y Londres y representará a Argentina en los Premios Goya 2023. El 30 de septiembre se podrá ver en Estados Unidos, España y Uruguay y el 5 de octubre en Chile.

 

El camino a seguir

La última película argentina en competir en los premios de la Academia de Hollywood fue Relatos Salvajes, de Damián Szifrón, en 2014. En 2010, El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, y en 1986, La historia oficial, de Luis Puenzo, fueron las dos películas que ganaron la estatuilla.

Luego de la elección de la Academia, el filme elegido debe superar dos instancias por parte de la Academia de Hollywood para llegar entre los cinco nominados a Mejor Filme Extranjero.

Para saber si Argentina, 1985 finalmente estará en el Teatro Dolby el 12 de marzo, habrá que esperar hasta las 21 de diciembre, cuando se darán a conocer las cinco películas extranjeras que estarán en la gala.

 

Historia y ficción

Todo indica que Mitre y Llinás construyeron un héroe carismático y un héroe sistemático. El carismático se llama Julio Strassera, el fiscal principal que encarna Ricardo Darín. Porteñazo, sin ínfulas académicas, bien de Tribunales, tanguero, fumador. La Historia cuenta que su capacidad innata de comunicación funcionaba como una didáctica de estaño. Era eficaz, intuitiva y concreta. Strassera tenía una ventaja: como sus dotes eran naturales, no se la creía. Y otra ventaja más: no debió oficiar de peón de una estrategia muy ensayada sino que, como esa estrategia era inédita, él mismo podía sorprenderse paso a paso y transmitir esa sorpresa sin actuarla.

El héroe sistemático sería Luis Moreno Ocampo, o Peter Lanzani. Apenas había pasado los 30 y ya funcionaba como un tipo de cabeza organizada. Fue capaz de juntar y conseguir que trabajaran como un equipo de amigos de toda la vida pibas y pibes de veintipocos. Tenían mística, entusiasmo y hambre. ¿Hambre de justicia? Naturalmente. Pero sobre todo hambre de resultados. Debían pasar en limpio los 8961 casos investigados por la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas, creada por Raúl Alfonsín el 15 de diciembre de 1983, a solo cinco días de asumir la Presidencia. 

Los datos de la CONADEP fueron bien nutridos por la información de sobrevivientes y testigos y fueron procesados gracias a la sabiduría acumulada de los organismos de derechos humanos y sus abogadas y abogados. Los fiscales aprovecharon también esa sabiduría y decidieron concentrarse en los casos que tenían más chance de ser probados. La Justicia busca hacer justicia. Los fiscales buscan condenas. Dentro de la ley y con todo el respeto debido por el derecho a defensa de los reos. Pero condenas al fin.

 

Los hechos

El Juicio a las Juntas, más allá del héroe carismático y el héroe sistemático, puede ser interpretado como el capítulo central de una serie de hechos hilvanados por la desmilitarización nacional y regional. En 1984, consulta popular mediante, con un 82 por ciento a favor de un acuerdo de límites con Chile y solo con un 17 en contra, y con el apoyo del incipiente peronismo renovador de Antonio Cafiero, Carlos Menem, Julio Bárbaro, Felipe Solá, Hernán Patiño Mayer y Guido Di Tella, Alfonsín desarmó una hipótesis de conflicto. Era una forma de quitar excusas a las Fuerzas Armadas para conservar un poder que, de todos modos, habían usado siempre contra el propio pueblo, concebido como enemigo interno.

Ese 1985 arrancó con el conflicto entre Chile y la Argentina resuelto y con la novedad de la recuperación democrática en Brasil, en marzo. Otra hipótesis/coartada/excusa militarista al tacho de basura. Y ese mismo 1985 remataría en un acuerdo de integración con Brasil, en noviembre, y la sentencia del Juicio a las Juntas el 9 de diciembre.

El “Nunca Más” de la Conadep y del Juicio es más que una gran frase: fue una construcción colectiva que evidentemente, por la expectativa que despierta la película de Mitre y Llinás, tiene todo el aspecto de ser el mandamiento número 11 de la Argentina.

___________________


Certificados SSL Argentina

 
 

 
 

 
 

Envía tu mensaje a Nahuel Producciones